Posted by on

MUDANZA POSITIVA

mudanza_tratojusto-900x506

Cuando hablamos de mudanza nos vienen infinidad de sentimientos encontrados. Suelen fluir los de agobio, presión por la falta de tiempo y  ya empiezas a sentir el cansancio en tus huesos… Nosotros te ofrecemos 5 consejos para que veas tu mudanza de una manera más positiva:

 1.       Los cambios siempre son para bien.

Cuando dejas una casa hay una parte de ti que tiembla de miedo con infinidad de preguntas: ¿Me irá bien? ¿Me gustará el barrio? ¿Sentiré esa casa como mi hogar?

Es muy sencillo, hogar es donde tú estés. Debes pensar  que el hogar lo hacemos las personas y es más, si has decidido mudarte, es porque tienes algo que aprender, en ese barrio, de esa casa, o de todos los sentimientos que van a aflorar de ti en este trayecto. No tengas miedo, los cambios siempre son para bien y las mudanzas también.

 

2.       Vivir el presente

Los recuerdos son maravillosos, pero para eso tenemos nuestra memoria. Guardamos objetos  años y años que tienen un valor sentimental para nosotros, pero también ocupan un espacio en nuestra casa, que casi siempre necesitamos para efectos personales con más utilidad de nuestra vida cotidiana. Utiliza la mudanza para dejar ir esos objetos, para que no los tengas en casa “cogiendo polvo”,  no significa que te importen  menos, significa que vives el hoy y el ahora. ¡Te animamos a soltar!

 

3.       Nuevas metas

¡Renovemos objetivos! No queremos decir que cambiemos de metas, si no que cambiemos de métodos, si llevas tiempo luchando por lo que quieres y no estás obteniendo resultados, este puede ser el momento en el que nos paremos a analizar el porqué. Nos vamos a un lugar nuevo, con nuevas perspectivas… ¡Esa inspiración que necesitas puede llegarte en cualquier momento!

 

4.       A parte de los recuerdos…

Todos en general solemos tener ese hueco del armario con ropa que hace un par de años que no nos ponemos, pero guardamos “por si acaso”. ¡Recapacita! Las modas cambian y tus gustos seguro que también.

 

SEEWT HOME

 

5.       Aire fresco, aire nuevo

Esto es una ventaja, sin duda. Llegas con ilusión a tu nuevo hogar y solo tienes ganas de reubicar todo a tu gusto. Cambias los muebles 5 veces en un día y al día siguiente lo vuelves a cambiar. ¡Pues claro! Hazlo las veces que necesites hasta que te guste o mejor aún, hasta que te encante. Hasta que tengas claro que así es como lo quieres tener. Y luego empieza a decorar, vuélvete loca y disfruta de cada cuadro que cuelgues y de cada figurita.  Y entonces, llega ese momento en el que miras a tu alrededor y suspiras. ¡En el suspiro de la satisfacción! ¡Así seguro que empiezas a disfrutar de las mudanzas!

 

¡Esperamos haberte dado una nueva perspectiva para ver de un modo más positivo las mudanzas!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>